Buscando lo Mejor

Como muchos padres, Ari siempre se preocupa por ofrecerle lo mejor a sus dos hijos. “Una de las cosas más importantes para mi, era encontrar una iglesia en la cual pudieran comenzar a tener una fuerte con Dios, así como yo la tuve desde mi adolescencia”, explico Ari.

La única manera de encontrar esa iglesia era buscándola, así que se dio a la tarea de visitar diferentes comunidades alrededor de la ciudad hasta encontrar ese lugar en el que pudieran sentirse en casa. Una de las maneras más sencillas de darse cuenta, era a través de su hijo de 8 años y su opinión en cuanto a la escuela dominical.

En una ocasión, un amigo lo invitó a Vino Nuevo Campus Chihuahua, y él aceptó.

Era un domingo regular, la esencia de Vino Nuevo brillaba por sí sola. Al empezar el servicio, Ari se preocupaba más por lo que fueran a aprender sus hijos que él mismo. Su amigo le dio un paseo por los salones de los niños mientras Ian y Alex no se le despegaban de la pierna.

 

“Cuando terminó la alabanza, Alex, quien es muy extrovertido, estaba ansioso por irse a su clase. Mientras que Ian, mi hijo mayor es un poco más tímido, así que él no se me quería despegar”

Finalmente, Ari acompañó a sus hijos a sus salones. “Me regresé un poco inquieto al servicio esperando que este lugar fuese bueno para mis hijos. La “prueba de fuego” usualmente era al final de la reunión, cuando me platicaban su propia experiencia “, explicó Ari.

El fin del servicio llegó, y Ari permanecía expectante al momento de encontrarse con sus dos hijos. Alex llegó muy emocionado, con una sonrisa de oreja a oreja. Enseguida, fueron a buscar a Ian. Al entrar al salón, Ian ya no estaba. Un tanto angustiado comenzó a buscarlo, en realidad, él no estaba muy familiarizado con el lugar. Cuando de pronto, vio a Ian corriendo hacia él, “¡Papá! Esta es la mejor iglesia del mundo, ¡Esta es nuestra iglesia!”. Aprendí un versículo, vi una película, jugamos y mi equipo ganó “. Su padre lo abrazó Y juntos disfrutaron de tan bello momento.

“Mis dos hijos han crecido espiritualmente muchísimo en Xtreme Kids. Tal vez los maestros no alcancen a percibir el gran impacto de su trabajo con los niños ya que  solo conviven con ellos muy poco tiempo, pero uno como padre puede notar una diferencia. Ian es más extrovertido, de repente me asomo en el salón y está en la plataforma gritando el versículo a todo pulmón”.

En Vino Nuevo, hemos encontrado lo que por tanto tiempo habíamos anhelado… una relación real con Jesucristro y una familia de verdad.

EMPIEZA TÚ HISTORIA AQUI